Monitoreo de Cultivos

Las plantas absorben y emiten radiación, el análisis de estos comportamientos se transforman en parámetros que son interpretados en salud de la planta para llegar a diagnosticar y prevenir enfermedades o incluso sondear áreas con problemas o falta de nutrientes, contenido de ph, humedad, temperatura del suelo y otros parámetros ambientales. 

Las técnicas de teledetección mediante sensores remotos, (imágenes de satélite, plataformas aerotransportadas, vehículos no tripulados, cámaras terrestres) han aportado información para el diagnóstico preventivo de distintos cultivos, ayudando al agrónomo a desarrollar sus programas de fertilización y toma de decisiones. 

El monitoreo de cultivos implica el uso de nuevas tecnologías, tales como sistemas de posicionamiento global (GPS), sensores remotos y Sistemas de Información Geográfica (SIG) para procesar y gestionar los datos obtenidos.

 

La información recolectada puede ser usada para evaluar con mayor precisión la densidad óptima de siembra, estimar fertilizantes y otros aportes necesarios, y predecir con más exactitud la producción de los cultivos.

 

La aplicación de métodos de agricultura de precisión, es una de las vías para hacer una explotación agrícola sostenible. Otro beneficio para el agricultor es la posibilidad de tener un registro histórico de sus prácticas y resultados agrícolas, que lo ayudarán en la toma de decisiones y mejorar su producción. 

 

Mapeo y análisis espacial. 

Las imágenes procesadas son utilizadas para calcular los índices espectrales o también llamados parámetros biofísicos que nos indicaran anomalías en los cultivos y se detectará las zonas con deficiencia de nutrientes con alta precisión. 

Las ventajas de estos parámetros biofísicos o índices espectrales calculados, son: 

Cobertura del suelo/área foliar 

  • Indicador de estrés, crecimiento de hoja es muy sensible al estrés de agua y nutrientes. 

  • Están relacionados con la cantidad de luz que es interceptada por un cultivo por fotosíntesis. 

  • Cobertura del suelo (GC) y el índice de área foliar (LAI) se relacionan mediante la siguiente ecuación: GC=1- exp(k*LAI). 

  • Utilizado para determinar rendimiento de cultivos. 

  • Estado de estrés. 

Clorofila 

  • Buen indicador de estado de nitrógeno de las plantas. 

  • Eficiencia Fotosintética. 

  • Severidad de enfermedades. 

  • Ocasionalmente dispositivos como SPAD se utilizan para medir el contenido de clorofila de las hojas, con este método podemos medir todos los campos y regiones. 

  • Utilizando para determinar aplicaciones de nitrógeno. Gravedad de la enfermedad. Rendimiento del cultivo. 

  • Permitiendo así generar un modelo geo estadístico de nutrientes y déficit agrario. 

Muestra de calidad de cultivo. 

Para complementar el análisis de nutrientes, este debe realizarse sobre el área exacta del cultivo, y por tipo de cultivo para aquello se cuenta con tecnología de posicionamiento global para la medición de las áreas cultivables mediante equipos GPS de código con antena interna y externa con corrección diferencial obteniendo precisión submétrica.